miércoles, 17 de noviembre de 2010

CARBON SINTOMATICO





CARBON SINTOMATICO

También llamada La mancha, Pata negra, Vejigón. Enfermedad infecciosa caracterizada por inflamaciones enfisematosas (que contienen gas) y contenido sero-hemorrágico, localizadas en las grandes masas musculares.
El germen causante de esta enfermedad es el "Clostridium chauvoei". Este se encuentra en el suelo. La vía de penetración puede ser la oral y no está asociado comúnmente con heridas, aunque los brotes se presentan con mucha frecuencia después del esquilaje, baños de inmersión, etc.
Los animales infectados usualmente son los más bonitos del hato y a la edad de 6 a 18 meses; los más jóvenes, son relativamente resistentes.
Después de un período de incubación de 1-5 días se presentan dificultades para caminar (laminitis), fiebre y depresión. Aparecen inflamaciones características en la cadera, hombros, pecho, espalda, nuca, lengua y/o faringe. En principio las inflamaciones son pequeñas, indoloras, frías y enfisematosas al tacto (con gas), cuando se presionan. Una vez que la enfermedad está en ese punto, es fatal en 12-48 horas.
Las ovejas de cualquier edad pueden sufrir esta enfermedad.
Al abrir las inflamaciones crepitantes se notan de color rojo oscuro, secas, y el músculo está esponjoso, con olor "dulce muy típico" (rancio).
En ovinos, es frecuente confundir esta enfermedad con una enteroxemia, ya que las inflamaciones, por ser más pequeñas, a veces son difíciles de encontrar.
En muchos casos de CARBON SINTOMATICO, es frecuente aislar el "Clostridium septicum" del Edema maligno.
La mejor muestra para diagnóstico bacteriológico se basa fundamentalmente en la demostración del clost chouroei por medio de anticuerpos fluorescentes en el tejido muscular afectado. Los huesos metacarpianos y metatarsianos debidamente desarticulados y descarnados, son la muestra más recomendable para enviar al laboratorio.


CARBÓN SINTOMÁTICO
(Espumoso, Gangrena gaseosa – pierna negra)


Los animales que sufren esta enfermedad generalmente son animales jóvenes, (terneros más frecuentemente). Muestran cojera en la pierna o mano donde se presenta la tumoración o hinchazón.

Al tocar la hinchazón, se encuentra que ésta parece estar llena de gas y crepita, y al abrirla se observa un color rojo oscuro o negro, con un fuerte olor a mantequilla rancia.

Los animales también presentan fiebre y a medida que la enfermedad progresa, el decaimiento aparece.
El carbón sintomático no es una enfermedad tan aguda como el carbón bacteridiano (rayo) y permite un mejor tratamiento.

Control Y Tratamiento
El mejor control se obtiene vacunando o previniendo a todos los animales, a los 3 meses de edad y después cada año.
El tratamiento específico se hace con GANAPEN.
GANAPEN se aplica vía intramuscular, así :
GANAPEN 5´ en animales pequeños
GANAPEN 7.5´ en animales medianos
GANAPEN 10´ en animales grandes
Repita a los 5 y 10 días, si es necesario
Como terapia de Soporte, aplique antiinflamatorios de acción celular, antihistamínicos y regeneradores musculares.
Carbon Sintomatico
 
(Mal de paleta, Pierna negra, Manquera, Carbunclo sintomático, Morriña negra, y mal llamado Carbón del ganado joven).
Enfermedad infecciosa que afecta bovinos de cualquier edad, caracterizada por inflamaciones enfisematosas (que contienen gas) y serohemorragicas, localizadas en las grandes masas musculares.

El Clostridium chauvoei es ingerido, atraviesa la mucosa gastrointestinal, vía sanguínea llega a órganos como el hígado y el bazo. Finalmente llega al músculo, donde se multiplica y genera toxinas.
Afecta bovinos de cualquier edad, usualmente los de mejor condición corporal, en edades entre los 6 y 18 meses. La enfermedad es mortal.

Síntomas

Cojera intensa con inflamación de la musculatura del miembro infectado, tendencia a inmovilidad, búsqueda de sombrío, depresión y anorexia.
Al examinar encontramos fiebres (41oC), el área infectada caliente, tumefacta y dolorida. Con el tiempo se torna fría e indolora. Al tacto hay crepitación por enfisema y edema subcutáneo, y la piel se vuelve seca y acartonada. La muerte ocurre de 12 a 36 horas después de aparecidos los primeros síntomas.

Hallazgos de Necropsia

Decúbito lateral, rápido meteorismo, putrefacción fétida y salida de sangre por ano, boca y nariz.
Marcada inflamación de las masas musculares principalmente en la paleta, pierna, cuello y lomo. En dichas áreas la piel es áspera y acartonada y al palpar se siente crepitación subcutánea debido al enfisema. Al retirar la piel se aprecia edema y enfisema subcutáneo. Al incidir el músculo se ve oscuro, brillo metálico en la superficie de corte, y abundante liquido claro teñido de sangre con burbujas en el espacio intermuscular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada